2018, un año clave para las Fintech

0
368

Buenas noticias para las Fintech españolas. Dejamos atrás el año 2017 con un óptimo balance que espera conseguir mejores datos durante este año 2018. A continuación, desgranamos los datos. Un informe elaborado en octubre de 2017 por Finnovista relativo a los países más destacados de la región de Iberoamérica, evalúa la evolución del sector en la región.

Se identificaron un total de 294 startups Fintech españolas, que representa un crecimiento neto que ha alcanzado un 41 por ciento en los últimos 15 meses. Durante este intervalo de tiempo, se han creado 117 startups, que se traduce en un crecimiento bruto del 56 por ciento si lo comparamos con las 209 que aparecían en España en el mes de julio de 2016. Por otro lado, durante estos meses han desaparecido o quedado inactivas 32 empresas Fintech, que representa un 15 por ciento del total.

Dicho dinamismo pone en evidencia la integración de una gran cantidad de nuevos competidores especializados. Ofrecen productos y servicios en segmentos muy concretos de la cadena de valor de la industria financiera.

Finnovista

Los cinco segmentos principales entre los que se distribuyen las startups españolas

Las startups identificadas se distribuyeron en cinco segmentos del mercado español. El primero de ellos fue el de Pagos y Remesas con 61 startups y un 21 por ciento del total. En segundo lugar se encontraban los Préstamos, con 43 startups y un 15 por ciento del total. La Gestión de Finanzas Personales ocupaba el tercer puesto con 36 startups y un 12 por ciento del total. En cuarto lugar encontrábamos el crowdfunding con 34 startups y un 12 por ciento del total y por último, el quinto puesto pertenecía a la Gestión de Finanzas Empresariales, que agrupaba 33 startups y suponía un 11 por ciento del total. Esta distribución permite destacar que España lidera en número total de startups en distintos segmentos: Gestión de Finanzas Personales, Crowdfunding, Empresas de Tecnología para Instituciones Financieras, Seguros y Scoring, Trading y Mercados Financieros, ID y Fraude.

El crecimiento ha estado impulsado por cuatro segmentos que han experimentado crecimientos por encima del 50 por ciento en los últimos 15 meses.

Por un lado, el crowdfunding ha crecido hasta un 62 por ciento pasando de 21 a 34 startups. Deducimos que 2 de cada 3 stratups de crowdfunding se han creado durante estos 15 meses. Por otra parte, el Scoring, ID y Fraude, creció hasta un 58 por ciento al aumentar de 12 a 19 startups, con un dato interesante: ninguna startup desapareció durante este período. En Gestión de Finanzas Personales, observamos un crecimiento del 50 por ciento, de 24 a 36 startups. En este ámbito, desaparecieron 4 y se crearon hasta 16 nuevas, por lo que 1 de cada 2 startups se han creado en los últimos 15 meses. En el terreno de la Gestión de Finanzas Empresariales, también existe un crecimiento del 50 por ciento, al pasar de 22 a 33 startups, sin que desapareciese ninguna durante el período de estudio.

El segmento de Pagos y Remesas es el más representativo en cuanto al número total de startups, pero está entre los que menor crecimiento tiene en los últimos 15 meses, ya que creció un 17 por ciento. Desaparecieron o bien quedaron inactivas hasta 12 empresas, se crearon 21 nuevas stratups de pagos en dicho período, por lo que se traduce que se crearon 1 de cada 3 startups.

El segmento de Préstamos es el que menos crecimiento ha experimentado. En cuanto a su oferta en Fintech, el 49 por ciento de las startups que ofrecen servicios de crédito, otorgan Préstamos a Consumidores, mientras que un 2 por ciento otorga Préstamos en Balance a Negocios. En cuanto a la oferta Préstamos P2P a Consumidores, representa un 9 por ciento del segmento de Préstamos en España.

España se posiciona como el mayor ecosistema de Iberoamérica

Las 294 startups Fintech, posibilitan que nuestro país se posicione como el mayor ecosistema Fintech de Iberoamérica, por delante de los 3 principales mercados Fintech en América Latina. Estos mercados son los de México con 238 startups Fintech, Brasil con 230 y por último, Colombia con 124.

La distribución de los segmentos Fintech en España guarda una estrecha relación con los ecosistemas Fintech en América Latina. La mayor actividad se concentra en los segmentos de Pagos y Remesas, donde por ejemplo en España podemos encontrar startups como INESPAY con más de 2 años de vida y que permite el pago por transferencia bancaria online. Puede ser utilizado en tiendas online, pero su mayor ventaja es la generación de enlace de pago para ser insertados directamente en facturas en PDF. De esta forma, los autónomos y Pymes pueden disponer de su propia pasarela de pagos online de forma sencilla, segura y con un coste muy ajustado. Gestión de Finanzas Personales, Préstamos, Gestión de Finanzas Empresariales y Crowdfunding. España lidera en número total de startups en los segmentos de Gestión de Finanzas Personales, Crowdfunding, Empresas de Tecnología para Instituciones Financieras, Trading y Mercados Financieros, ID y Fraude y Seguros y Scoring.

¿Cuál es el siguiente paso para el ecosistema Fintech español?

Londres fue reconocida como la capital del Fintech mundial en el año 2015. A día de hoy, conserva el título de centro Fintech número uno en Europa. Sin embargo, con la sonada salida del Reino Unido de la UE, se abre una nueva oportunidad para el resto de capitales de la Unión Europea. Así, podrán atraer a las empresas Fintech y se beneficiarán de la generación de riqueza y empleo.

Sin embargo, los expertos indican que la mayor oportunidad del ecosistema Fintech español, consiste en crear un ecosistema sano interconectado con América Latina y Europa.

2018, el año en que el Fintech puede despegar

Más allá del estudio anteriormente desgranado, algunas de las iniciativas que han surgido son de aplicación a las finanzas de las utilizadas en otros sectores. En dicho grupo, aparecen diversas apps de comparativas de servicios a terceros o buscadores especializados. Sin embargo, la verdadera innovación en el mercado es la que surge en el ámbito de transversalidad de los medios de pago, aunque también se están desarrollando otros de gran interés en otros servicios. Algunos de ellos son los seguros, el cumplimiento normativo o los inmobiliarios, entre otros. Asimismo, ganan mayor repercusión aquellas que permiten manejar grandes cantidades de información y transacciones seguras.

En cuanto al ámbito financiero, regulaciones como la segunda Directiva de Pagos (PSD2), se han preocupado notablemente porque las Fintech no bancarias compartan recursos informativos de terceros.

Los riesgos de las Fintech

Las fintech también atienden a algunos riesgos que conviene conocer. La información siempre ha sido un input y output vital. Se está generando una economía de información y desinformación, ya que ambas pueden mezclase a la misma velocidad. Por otro lado, encontramos el ciberterrorismo y el fraude. Se trata de amenazas muy serias que cuentan con respuestas más reactivas que previsoras. Las autoridades tendrán que tomar muy en serio dicha cuestión y se debería comenzar a evitar que algunos proveedores aprovechen un trato desigual regulatorio en distintas circunscripciones.

El denominado arbitraje regulatorio virtual es una amenaza seria destinada a evitar escándalos y amenazas. En este terreno, existe una destacada oportunidad de cooperación entre industria y regulador, los sandboxes regulatorios. Se considera un campo de pruebas para nuevos modelos de negocio que no se encuentran bajo normativa vigente, pero son supervisados por las instituciones regulatorias. Puede ser que el año 2018 sea el del suptech, ya que se necesitan supervisores financieros que sean ágiles en ello.