La ‘fuga de cerebros’ de directivos de la banca tradicional al sector FinTech

La 'fuga de cerebros' no afecta solo a los recién titulados, que tras finalizar sus estudios universitarios de ADE o Economía, deciden trabajar en equipos dinámicos de startups FinTech.

0
340

El enorme crecimiento del sector FinTech a lo largo de los últimos años viene explicado en gran medida por la ventaja competitiva que representa la implementación de la innovación tecnológica en el ámbito financiero en relación a la banca tradicional, así como el cambio en las pautas del comportamiento del consumidor.

No obstante, hay otros factores que nos ayudan a entender el auge de este sector, entre ellos, la capacidad de captación y retención del talento juega un papel clave.

La ‘fuga de cerebros’ no afecta solo a los recién titulados, que tras finalizar sus estudios universitarios de ADE o Economía, deciden trabajar en equipos dinámicos de startups FinTech.

El estallido de la crisis financiera, también puso al sector FinTech en el abanico de posibilidades laborales de perfiles seniors y directivos, que buscaron dar un giro a su carrera profesional y pasar a formar parte del futuro del sector financiero.

Tres perfiles de directivos que cambian la banca por el FinTech:

1. Directivos que dan el salto como empresarios, fundadores de nuevas startups y compañías FinTech
Es habitual encontrar directivos con una dilatada experiencia en el sector bancario que deciden dar el salto al mundo empresarial creando su propia startup FinTech.

Es el caso por ejemplo de los fundadores de ID Finance, Boris Batin (CEO & Co-Founder) y Alexander Dunaev (COO & Co-Founder), que decidieron construir una startup FinTech que en cuestión de un reducido espacio de tiempo se ha transformado en una compañía que integra diversos verticales, como la web de micropréstamos online MoneyMan.

Otro ejemplo lo podemos ver en Fintonic, compañía en la que encontramos nombres como el de la ex CEO de ING en España Carina Spzilka, o el ex consejero delegado y vicepresidente de BBVA, Pedro Luis Uriarte.

¿Qué les empuja a dejar atrás a la banca tradicional?

Factores como la posibilidad de liderar su propio proyecto empresarial, crear productos y servicios innovadores o formar parte de la disrupción de un nuevo modelo financiero.

2. Directivos que quieren ganar experiencia liderando compañías que llevan el FinTech en su ADN
Encontramos ejemplos de directivos que han dado el salto no solo de bancos tradicionales, sino de entidades que ya contaban con un fuerte componente tecnológico en sus organizaciones. Es el ejemplo de David del Pozo, actual CFO de ID Finance, que cuenta con una dilatada experiencia en dirección financiera en entidades como ING Direct e Inversis Banco.

Sarah Friar, CFO & Operations Lead de Square, es otro claro ejemplo, tras trabajar durante once años en Goldman Sachs y dos años en McKinsey & Co, decidió liderar el departamento financiero de una compañía FinTech.

Es precisamente el perfil de director financiero, uno de los que más está dando el salto del sector bancario al FinTech. De hecho, en Wall Street, un buen número de los CFOs que cambian de empleo, lo hacen para trasladarse a Silicon Valley, a alguna compañía FinTech.

Los retos y la “ilusión contagiosa” del FinTech como factores de captación de CFOs

En las grandes corporaciones bancarias, la burocratización tras los acuerdos de Basilea III, hacen que algunos directores financieros se sientan más como abogados que como CFOs.

El FinTech es un sector relativamente nuevo, lleno de retos que sirven de motivación a los directores financieros y que les resultan divertidos, como por ejemplo la apertura de nuevos mercados o el lanzamiento de nuevos productos o servicios.

La adaptación de los CFOs

Los directivos que no se adapten a las nuevas exigencias verán cómo en un par de años no contarán con las competencias requeridas por la mayor parte de empresas.

La tecnología abarca cada vez más sectores. Que las competencias queden obsoletas no es una opción que se baraje entre profesionales de primer nivel que buscan, mediante la experiencia y la formación, perfeccionar y adaptar sus habilidades a los retos de cada momento.

Por increíble que parezca, todavía en la actualidad encontramos empleados que forman parte de la red comercial de sucursales bancarias que desconocen qué es el sector FinTech.

3. Directivos que perdieron su empleo durante la crisis financiera de 2008 y vieron en el sector FinTech una oportunidad de desarrollo y continuidad en su carrera
Tras la caída de Lehman Brothers y el efecto contagio a otras entidades bancarias, un porcentaje relevante de directivos del sector bancario perdieron su empleo.

Otros simplemente decidieron realizar un giro de 180 grados en su carrera profesional.

 ¿Por qué no buscaron empleo en otra entidad bancaria?

Muchos directivos estaban cansados de este modelo de “hacer banca” y decidieron pasarse a algo nuevo, diferente, que rompía con la estructura jerarquizada y ponía en el centro de todo al cliente.

Las startups han aprendido que otorgar el máximo retorno de la inversión al accionista solo es posible si antes han escuchado y atendido las peticiones de los clientes como merecen.

La fuga de cerebros de entidades bancarias a tecnológicas no es un fenómeno nuevo. Lo destacable es el incremento del número de casos de directivos que optan por cambiar de empleo.

La revolución FinTech ha llegado, su transformación es una realidad, el cliente no es el único que ha cambiado de empresa, el directivo, también ha hecho lo propio.