En 8 años, las fintech recibieron inversiones por usd 109.000 millones de dólares

Desde 2010 hasta el tercer trimestre del ejercicio 2017, las startups fintech levantaron capital por 109.800 millones de dólares de financiación.

0
610
FIntech Gobiernos

 

El mayor aportante del apoyo financiero provino del venture capital. Las firmas de VC  inyectaron 12.200 millones de dólares entre enero y septiembre del año pasado.

Desde 2010, las fintech han sido las protagonistas de más de 7.500 operaciones de financiación, de acuerdo  con el informe World FinTech Report 2018, elaborado por Capgemini y LinkedIn en colaboración con Efma.

El crecimiento de las fintech se apalancó en el crecimiento del flujo de capital, las medidas de apoyo de los gobiernos y la presencia de hubs financieros que han contribuido a su consolidación.

Sin embargo, a pesar de todas estas variables positivas, la mayor parte de las fintech “continúan fracasando”, según el informe.

El informe destaca que muchas compañías están sobrevaloradas dado que los inversores concentran su capital en unas pocas empresas, lo que es un problema para aquellos grupos que necesitan capital para hacer frente a los factores macroeconómicos que puedan surgir en el futuro.

Por otro lado, tienen costos operacionales elevados y tienen dificultades para escalar en los mercados extranjeros

En cuanto a las entidades financieras, el estudio señala que están adoptando muchas de las mejoras aportadas por las fintech en los servicios al cliente, lo que contribuye a que más del 75% de las empresas considere “que su principal objetivo de negocio es colaborar con entidades tradicionales”.

Anirban Bose, responsable de la unidad de servicios financieros de Capgemini, apunta a la necesidad de que tanto las financieras tradicionales como las fintech transformen sus modelos para encontrar vías de colaboración.

“Sin un socio colaborador ágil y comprometido, las entidades tradicionales y las fintech se exponen al fracaso”, dice Bose

La gestión de riesgos, las infraestructuras, la experiencia en el ámbito regulatorio, la confianza del cliente o el acceso al capital son algunas de las fortalezas del sector financiero.

Los puntos a favor de las fintech son su agilidad operativa y la experiencia del cliente de acuerdo con el 90,9% de los encuestados.

Le siguen el desarrollo de productos nuevos y la capacidad de innovar productos y servicios ya existentes.